Cueva Termal 
 

Se trata de un antiquísimo aljibe excavado a golpe de cincel en la piedra sobre la que se asienta El Bálsamo. Una experiencia única e irrepetible. 

El agua de la piscina es salina y está a 34º todo el año. Su uso es mediante un sistema de reservas de hora en hora, así garantizamos que el uso es en exclusiva para cada huésped. 

El hecho de que sea por cloración salina, sin uso de producto químico alguno, la hace apta para todas las edades, incluso para bebés.